Fotos de edward cullen sin camisa

Nunca había pensado en cómo iba a morir. Pero morir en lugar de alguien a quien amo, me parece que vale la pena. Bajo frases como esta, Kristen Stewart (Bella) y Robert Pattinson (Edward Cullen) conquistaron a millones de fans de la saga Crepúsculo hace ya algunos años, pero el legado de la misma permanecerá inmortal para siempre. 

Aunque hoy les vemos convertidos en grandes estrellas de cine, marcando tendencia en Nueva York (en el caso de Kristen) y con nuevas y exitosas películas como Maps to the stars (Robert Pattinson), nunca olvidarán su primer proyecto juntos. ¡Y nosotros tampoco! Por eso, hemos decidido indagar en los secretos más ocultos de la saga eterna de Crepúsculo.

1. Edward Cullen convirtió a Robert Pattinson en un hombre nuevo

En cuanto Robert Pattinson se enteró de que interpretaría a Edward Cullen decidió mudarse a Oregon para aislarse del mundo y centrarse en su personaje. Allí se apuntó a clases con un entrenador personal durante cinco horas diarias y aprendió a jugar al béisbol, a luchar y a hacer acrobacias. Asimismo, Edward en la película tenía coche, por lo que Robert tuvo que aprender a conducir y sacarse el carné del Estado de Oregon. ¡Un hombre totalmente nuevo!

2. Nikki Reed se cortó las manos en pleno rodaje

Nikki Reed se cortó las manos rodando

Durante la escena en la que Bella (Kristen Stewart) visita por primera vez la casa de los Cullen, Rosalie (Nikki Reed) tiene que romper un bol con ensalada. Sin embargo, durante los ensayos la actriz se cortó con los cristales y, por eso, en la escena final que se incluye en la película aparece con guantes.

3. Actores totalmente diferentes

La escritora de la saga Crepúsculo tenía en mente actores muy diferentes a los que finalmente se eligieron para el elenco. En lugar de Kristen Stewart, sería la actriz australiana Emily Browning la que interpretaría a Bella Swan. Para el papel de Edward Cullen, en lugar de Robert Pattinson, la propuesta era Henry Cavill (actor de la serie Los Tudor). ¡Qué diferente habría sido su historia de amor!

Asimismo, los padres de Edward Cullen, serían interpretados por Charlie Hunnam (Carlisle Cullen) y Mary-Louise Parker (Esme Cullen). Y para el papel de Emmett Cullen, el guapo de Tom Welling tenía muchas probabilidades. Aunque, de haber hecho caso a las preferencias de Stephenie Meyer, en lugar de a la bella Nikki Reed en el papel de Rosalie Hale, habríamos tenido a Olivia Wilde.

4. Robert Pattinson ya le había echado el ojo a Kristen Stewart

Edward Cullen y Bella Swan

El actor que interpretaría a Edward Cullen confesó que cuando se presentó al casting de Crepúsculo no había oído hablar nunca de la novela. ¿Entonces, por qué asistió? Pues porque le gustaba mucho cómo actuaba Kristen Stewart, a quién había tenido coasión de ver en la película Hacia rutas salvajes (2007). Ahora entendemos que saltaran chispas entre ellos.

5. Zapatos improvisados

Al principio de la película, cuando el trío de vampiros malos (se alimentan de sangre humana) hace su aparición, los actores Rachelle Lefevre (a quien vimos protagonizando la serie de Antena3 La Cúpula), Cam Gigandent y Edi Gathegui, llevan todos zapatillas aunque pintadas para dar la sensación de que van con los pies descalzos.

6. Taylor Lautner: ¿poco pelo?

El actor que interpreta a Jacob Black (el tercero en discordia en la relación Bella-Edward) tuvo que usar peluca durante la primera entrega de la saga.

Taylor Lautner

En las posteriores, aparecía ya con el pelo corto y sin camiseta.

7. Robert Pattinson pone la música

Entre escena y escena, Robert Pattinson aprovechaba para tocar el piano que había en la casa de los Cullen. Y en una de esas ocasiones, Kikki Reed le grabó y se lo enseñó a la directora. Fue entonces cuando ésta decidió incluir dos de sus melodías en la película. En concreto, Never Think, que aparece en la banda sonora, y Let me sign, que es un bonus track.

8. Se cuela el nombre de la editorial de Crepúsculo

Cuando Bella acude a Internet para buscar más información sobre los quileute y las famosas leyendas que Jacob le contó sobre los fríos, encuentra un libro sobre eso en la librería de Port Ángeles. Pues bien, el enlace anterior al que ella busca es el de Little brown​, editorial de la saga Crepúsculo.

9. Bella despierta en el hospital

Otra de las curiosidades de la película es que cuando Bella se despierta en el hospital y Edward trata de hacerse el dormido, en la televisión de detrás se observa el montaje de las escenas en las que Bella lucha contra James en su antiguo estudio de ballet. ¡Solo para cinéfilos atentos!

10. Stephenie Meyer en la película

Stephenie Meyer

En la escena en la que Bella y su padre acuden a la cafetería para almorzar, resulta que la escritora de los exitosos libros se cuela como quien no quiere la cosa en escena. ¡Se cuida hasta el más mínimo detalle!

Fotos: Facebook y Twitter